Bienvenidos al sitio web oficial de 1AXT+ Sobre Voleibol, una herramienta más para entrenadores de voleibol

Premier League Femenina 2022/23. Victoria importante ante Þróttur Nes (3:2)

Premier League Femenina 2022/23. Victoria importante ante Þróttur Nes (3:2)

Estimad@s amig@s voley adict@s, gracias por pasaros por este espacio de la página web donde os hablo de la temporada 2022/23 en la Premier League Femenina de Islandia donde trabajo para el Þróttur Reykjavik y siempre trato de teneros informados, no solamente de los resultados de mi equipo sino de como trabajo con él a fín de compartir con tod@s vosotr@s, especialmente técnicos, esta información y que podamos hablar de muchos aspectos que envuelven una profesión tan apasionante como es la de ser entrenador/a de voleibol.

Tras el debut en la primera jornada frente al potente HK, donde perdimos 3:1 pero haciendo un partido ciertamente interesante y mostrando claros síntomas de evolución a la hora de adaptarnos al modelo de juego que queremos desarrollar con el equipo, afrontamos un partido muy especial en la segunda fecha del campeonato por diversos motivos.

El primer motivo era que estrenábamos cancha en competición oficial y es que nos hemos adaptado con cierta rapidez al Laugardalshöll, que podríamos denominarlo como el Palacio de Deportes de Reykjavik y principal recinto deportivo cubierto del país, realmente precioso.

Segundo motivo, mostrar la evolución competitiva del equipo tras el primer partido y es que día a día compruebo como las propuestas que le hacemos al equipo las acepta y las acomete con todo el entusiasmo del mundo, lo que permite lograr los objetivos que nos planteamos y seguir creciendo a pasos agigantados.

Y el tercer motivo, el rival, el Þróttur Nes al cual dirigí en las dos pasadas temporadas y donde todavía forman parte bastantes de las jugadoras con las que compartí tantas cosas en esos dos años inolvidables y logramos disputar dos años seguidos las semifinales de los play off de la Mizuno League (Premier League) y la Final 4 de la Copa de Islandia 2022.

Como os he dicho el partido ante HK de la primera jornada de competición nos transmitía que la derrota no fue tanto por demérito nuestro sino por mérito del rival, y tuvimos un buen rendimiento colectivo en líneas generales, haciendo muchas cosas bien y otras en las que debíamos seguir insistiendo, sobre todo mantener la línea competitiva durante mas tiempo dentro del partido dejando de mirar tanto el marcador y que este nos influya tanto positiva como negativamente.

Sabemos que vamos por el camino correcto, el equipo lo ve y se palpa en la atmósfera que envuelve al grupo,  somos conscientes de lo que sabemos y de lo que no sabemos hacer bien a estas alturas, y en este sentido entendemos y aceptamos que todavía estamos algo lejos del resto de equipos de la categoría, y esto no tiene que significar victimismo, derrotismo ni nada por el estilo, sino retos y motivación para seguir encontrando soluciones propias a todas esas dificultades, y os aseguro que en eso, el equipo es el mejor de la categoría (palabra de entrenador).

La planificación del partido se centró, como es lógico en mejora de nuestro rendimiento y en el estudio de las cualidades del rival, un buen equipo que va ser uno de los animadores de la competición.
En cuanto a nuestro propio rendimiento, tuvimos que centrarnos en 3 detalles importantes:

  • Mejorar dos rotaciones donde mostramos bajo nivel de eficiencia en el K1, y podría ser algo considerable si no tomamos medidas y el rival lo aprovecha.
  • El bloqueo, especialmente la técnica individual lo que provocó que tocáramos muchos balones pero sin acierto, sin la mejor colocación de brazos y manos para que el rebote fuera hacia cancha rival.
    Además, y pensando en el rival, mejoraremos la información a nuestras centrales para que su toma de decisiones sea más cómoda y se centren en menos tareas pero que las ejecuten mucho mejor.
  • La gestión del riesgo en ataque y saque. Este aspecto es uno en los que encontré más deficiencias al llegar y es que en muchos tiempos del partido no hay una lectura precisa de la situación real del juego ni de las necesidades de cada uno de esos momento, además de las propias cualidades de cada jugadora y la ejecución técnica adecuada.
    Os aseguro que en cada sesión de entrenamiento la jugadora tiene el respaldo por mi parte para que ataque y saque sin miedo a fallar, pero obviamente hay casos y casos, y tenemos que entender lo que propone el rival y cuando podemos dar mas o menos velocidad a nuestro hombro (ataque y saque).

En cuanto al estudio del rival, como os dije basamos el estudio del mismo en lo que conocemos de su plantilla y las cualidades de sus deportistas así como basarnos en el rendimiento de la temporada, aunque aquí tenemos una escasa fuente de datos puesto que han disputado tan solo 1 partido, el que Neska perdió a domicilio en la cancha del Volsungur de Húsavik, un equipo que se ha reforzado mucho este año para hacer cosas importantes.

El equipo que dirige mi excompañero en la cancha como jugadores (Univoley Almería), entrenador-jugador (Salesianos Atalaya de Almería y el propio Þróttur Nes en las dos temporadas pasadas) y entrenador y asistente en Þróttur Nes, Miguel Angel Ramos Melero, presenta muchas novedades con respecto al año anterior especialmente dos, en la colocación y en una de las jugadoras clave en la línea de recepción.

Estudiar al rival es, sin duda alguna, esencial para preparar un buen plan de juego, pero este no tiene sentido si tu equipo no tiene piezas para desarrollarlo o lo que sería mas complicado aún, que no entienda lo que les pides y no haya una contrapropuesta ante eso.

Por ello, y tras el correspondiente análisis de las virtudes y defectos del rival planteamos un plan de juego (Estrategia) muy sencillo con aspectos concretos que faciliten las decisiones en pista y una mejora de las ejecuciones técnicas y tácticas en cada uno de los casos.

Saque: Los datos del primer partido de Þróttur Nes en el K1 nos indican que tuvieron dificultades para poder construir el juego ofensivo con comodidad por lo que tratamos de preparar una estrategia en saque basada en un nivel medio de riesgo en saque táctico.
Con esto trato de dar confianza al equipo en cuanto a bajar algo la ansiedad que genera ir a la línea de saque y tener que puntuar o dificultar el juego rival, pasando a una estrategia de mas precisión y menos riesgo que en el partido anterior.

Los datos del partido de Þróttur Nes  ante Volsungur nos indicaban que “sufrían” demasiado en ciertas rotaciones en las que se repetían ciertos patrones de nivel de recepción y la consecuencia en la salida en ataque, algo que tratamos de “repetir” creyendo que nos facilitaría el K2, especialmente la lectura del bloqueo y la ubicación en segunda línea, así como la progresión al contraataque.

Es decir, saque cómodo a una determinada posición (Plan A) y correspondiente situación táctica en defensa, y en caso de comprobar un buen rendimiento de la recepción, tratar de arriesgar con saque entre dos posiciones (zona de interferencia), siempre con la posición inicial en recepción como referencia.

Bloqueo: Aquí hemos pensado en dos cuestiones muy claras. Especialmente hemos trabajado para facilitar a las centrales el trabajo, dándoles 2 directrices: 1) Con recepción # siempre bloqueo a fuego (central con central) y 2) discriminar opciones para centrarnos en tan solo 2 en cada una de las 6 rotaciones.

Somos conscientes del potencial del rival por el centro, teniendo a la mejor pareja de centrales, posiblemente, de toda la competición, así como el volumen de juego ofensivo que reciben por parte de la colocadora, por lo que debemos darle especial atención y trabajar las distintas opciones para frenarlas (partiendo desde el saque).

Ataque: Recordando el partido anterior y pensando mas en nosotros mismos que en el rival en cuestión de ataque trabajamos toda la semana con un par de directrices de cara al partido aunque ya sabemos que cuando el balón está en el aire, la última palabra la tiene la jugadora.

Estas  dos directrices que también conllevaron una carga importante de trabajo técnico, se basaban en saber jugar ataques cómodos paralelos (línea), mientras que trataríamos mayor riesgo en los ataques cruzados (diagonal larga y media).
Cómo os digo esto es mas pensado en nuestra evolución y mejora en la ejecución técnica de estas acciones que en una imperiosa necesidad y deseo de puntuar, y es que no podemos olvidar que  nuestro equipo está en pleno proceso de adaptación a un nuevo modelo de juego donde el aprendizaje es parte importante, sembrar hoy para recoger mañana.

El partido

Ya centrados en lo que fue el partido, nuestro equipo planteaba una modificación con respecto al equipo inicial de la primera jornada de liga y se decidió en base al planteamiento del partido, y fue el cambio de opuesta dando entrada a Katla Logadóttir por Isbelia Alfaro, titular en la primera jornada.
Por lo cual, salíamos a jugar en R4 con Lesly Piña (P4), Eldey Hrafnsdóttir (41, P5), Dana Gunnarsdóttir (32, P6), Katla Logadóttir (Opuesta, P1), Arna Védis Bjarnadóttir (42, P2), Katrin Sara (31, P3) y con Elisabet Nhien Yen (K1) y Laufey Hjaltadóttir (K2) cómo líberos.

En el equipo de Neska hubo una variante importante y que a priori podría causar alguna incomodidad a nuestro plan de juego, que finalmente no fue tal, y fue el cambio de líbero, puesto que la española Anabel Colina Sanz ocupó la plaza que ocupó en la primera jornada Lena Marín.
El equipo titular que puso en juego Miguel Angel R. Melero fue el formado desde R1 por Paula Ruíz (colocadora, P1),   Amelía Rún (41, P2), María Jiménez (32, P3), Heiðbra Björgvinsdóttir (opuesta, P4), Ester Rún (42, P5), Paula Miguel (31, P6) y Anabel Colina (líbero).

El primer set fue la clave del partido puesto que el equipo de Neskaupstaður siempre fue por delante en el marcador, y aunque el plan de juego estaba funcionando bien, cometíamos mas errores de los inicialmente indicados, especialmente en saque.
Hasta la parte final del set, llegamos a estar hasta 5 puntos por debajo en el marcador pero, a diferencia del primer partido, el equipo no le perdió la cara al partido y seguía confiando en sus opciones, sobre todo sabiendo que si bajábamos el nivel de error entrenaríamos a competir mucho mas y mejor.

Cuando todo estaba complicado, los tiempos muertos hicieron efecto y el equipo reaccionó y aunque el marcador daba poco margen de error, el equipo supo gestionarlo bien, arriesgó con eficiencia y obligó por primera vez en el partido al rival a jugar con situaciones mas complejas, tal y cómo habíamos preparado durante la semana y eso les llevó a cometer errores. 
Una buena racha final, con una buena actuación colectiva desde la línea de saque llevó el 25:22 para cerrar el primer set y una sensación de haber dado un paso importante en el partido.

El 1:0 afianzó al equipo en la cancha de cara al siguiente set y cogió ventajas pronto (7:4, 9:6), con un nivel de recepción excelente, parece que el sistema de recepción va quedando más que asentado y a excepción de situaciones puntuales en las que aún cometemos errores tácticos (cruces), puedo decir que estoy muy satisfecho con el rendimiento de la línea de recepción.
Como ocurriera en el primer partido, un mal momento en el set nos costó una serie de puntos consecutivos para el rival y tener que ir a remolque durante el resto del set, llegando a estar 3 puntos por debajo (13:16, 14:17), pero aprendiendo de los errores y sabiendo competir y arriesgar para mejorar la situación en el marcador.

Con un esfuerzo considerable y algún error rival llegamos a una situación interesante, y con 22:24 abajo, el equipo forzó el 23:24, momento en el que arriesgamos dando entrada a una buena sacadora como es la segunda colocadora, Tinna Sif en lugar de Katrín Sara para meter presión a la recepción rival.
La jugadora hizo lo que se le pidió pero el balón terminó en la red y dió la victoria por 23:25 al Þróttur Nes, igualando de esta forma el partido a 1.

Palabras sencillas tras el segundo set, hay que seguir compitiendo y llevar ese buen rendimiento que estábamos teniendo a cada uno de los puntos, siguiendo el plan y esperando ver como gestiona el rival nuestra competitividad, quizás inesperada.

El equipo dio un paso al frente con respecto al partido anterior y no acusó el golpe de haber perdido el parcial anterior, con las ideas claras, muy claras, algo que hay que anotar en el haber de las jugadoras y en su evolución individual y colectiva.

Mucho mejor funcionó el juego en bloqueo en este set y eso se notó tanto en el marcador como en la mentalidad de uno y otro equipo, sobre todo en el nuestro que veía como lo trabajado funcionaba y se traducía en puntos.
La igualdad era total y absoluta en el marcador, llegando al ecuador del set empatados a 14, pero un parcial de 6:3, daba una ventaja vital para nuestro equipo (20:17), con la central Dana Gunnarsdóttir al saque, y que supimos gestionar muy bien hasta el final del set, que terminamos ganando por 25:21 y volviendo a estar por delante en el marcador (2:1).

Y el cuarto set terminó siendo un poco reflejo sintomático de lo que ocurrió en los 3 sets anteriores y la inercia que llevaron ambos equipos.
Un tiempo muerto que solicitamos tras un parcial de 0:4 para Neska sirvió para llamar un poco la atención de las jugadoras, volver a focalizarnos en lo que nos ha venido dando resultado durante todo el partido y no sentir “el estómago lleno”, y es que nuestra señal de identidad para esta temporada ha de ser la competitividad en cada punto del partido, dejando un poco de lado el marcador.

Tras ese 0:4 de salida y el tiempo muerto, el equipo recondujo la situación, volviendo a mostrarse sólido y fiable, especialmente desde el saque y poco a poco fue aprovechando los errores del rival hasta retomar el mando en el marcador del cuarto set (9:6) y no dejarlo hasta terminar el parcial.
Es cierto que Neskaupstadur no fue ese equipo rocoso y competitivo en este set, el equipo acusó el golpe del 2:1 y posiblemente sin esperar un Þróttur Reykjavik tan lineal en su rendimiento y con las ideas tan claras en el plan de juego.

Con una situación anímica tan distante entre unos y otros, la parte final del set fue muy cómoda, extrañamente cómoda para nosotros y tras el 13:11, un parcial de 12:3 puso el 25:14 final y 3:1 para sumar los 3 primeros puntos de la temporada y vivir la alegría de jugadoras, amigos y aficionados del equipo, muy merecida, por cierto.

La victoria es importante, que duda cabe, pero lo más importante, al menos para mi como valoración mas destacable de lo que deja este partido es que el proceso es real, el equipo está inmerso en un largo recorrido de aprendizaje y puesta en marcha de un modelo de juego adaptado donde aprender a competir y adquirir una identidad propia, reconocible y eficiente.
Somos conscientes de todas las cosas que somos capaces de hacer y de las que aún no somos capaces de hacer, dando importancia a todos los detalles que nos deja nuestro juego y llevando todo a nuestras sesiones de entrenamiento donde pulimos detalles, subdetalles, subsubdetalles, subsubsubdetalles de cada uno de los aspectos del juego para sentirnos cada día mas fuertes.

Pero sobre todo, si algo está funcionando en el equipo, es lo que cada una de las jugadoras está aportando y donde se sienten importantes y valoradas por cada una de las compañeras, hecho esencial para que el engranaje funcione, el resto irá llegando con el tiempo.

Ahora nos toca esperar un par de semanas hasta el siguiente partido que será ante uno de los equipos que mas y mejor se ha reforzado esta temporada, el Álftanes donde juega la española Maiu Sageras, con quién trabajé en mis dos primeros años en Islandia, primero en BF Siglufjordur y posteriormente en Þróttur Neskaupstaður.

Alineación del Þróttur Reykjavik: LeslyPiña (colocadora), Eldey Hrafnsdóttir y Arna Védis (receptoras), Katrín Sara y Dana Gunnarsdóttir (centrales), Katla Logadóttir (opuesta), con Elisabet Nhien y Laufey Hjaltadóttir como líberos.
También jugaron: Abela Nathansdóttir, Dagbjört Ýr, Nicole Johansen, Tinna Sif, Isbelia Alfaro y Brynhild Dam.

Alineación del Þróttur Neskaupstaður: Paula Ruíz (colocadora), Amelía Rún y Ester Rún (receptoras), María Jiménez y Paula Miguel (centrales), Heiðbra Björgvinsdóttir (opuesta) y Anabel Colina (líbero).
También jugaron: Sylvía Kolbrá, Hrefna Ágústa Marinosdóttir y Erla Marín.

Link Estadísticas BLI.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *