Blog Post

El uso del marcador de puntos en los Entrenamientos

El uso del marcador de puntos en los Entrenamientos

A lo largo de mis años como entrenador de voleibol el empleo del marcador de puntos en mis sesiones de entrenamiento es algo que he ido variando mientras iba confeccionando una idea firme sobre su uso, necesidad y beneficio en mi trabajo.

Esta es una valoración muy personal, como casi todas las que hay en esta página web, y que no tiene que coincidir con la tuya propia, pero seguro que la argumentación que os voy a hacer en este artículo os puede resultar interesante como complemento y podríais compararlo con vuestra propia perspectiva sobre el uso del marcador de puntos en el entrenamiento.


Cómo ya hemos hablado muchas veces, es lógico pensar y a la experiencia nos remitimos, que no todas las herramientas funcionan igual en todos los equipos, y ésta no iba a ser una excepción. He podido emplear marcador de puntos en entrenamientos muchas veces y he comprobado que da buen resultado en unos equipos mientras que en otros me dificultaba lograr los objetivos que me planteaba.

Parto de una convicción con la que tod@s o casi tod@s vosotr@s estaréis de acuerdo, y es que debemos de acercar el entrenamiento lo máximo posible al juego real, o sea, a la competición, al menos cuando planteemos ejercicios donde se «compita» y sea lo más real posible a las condiciones de un partido de voleibol.

El juego 6×6 y el uso del marcador nos puede parecer que es lo más próximo a la competición y donde los jugadores se familiarizan estrechamente con las características del próximo partido, al menos eso es lo que podría indicar la teoría y el argumento al plantearlo.
Pero no todo es perfecto y no todo sale siempre como queremos, y así me lo ha podido decir la experiencia acumulada y que tiene mucho que ver, claro que sí, con el lugar donde entrenemos.

Cuando proponemos un ejercicio de «juego real» y le introducimos el estímulo del marcador de puntos, es obvio que eso desarrolla la competitividad de los jugadores y motiva mucho al deportista, pero ¿a todos?,¿desarrolla y/ó facilita realmente los objetivos que queremos lograr en la sesión de entrenamiento?.
Estas cuestiones  nos las planteamos cada entrenamiento ¿qué entrenar?¿cómo hacerlo?, o al menos nos las debemos plantear para la consecución de los objetivos que forman parte de nuestra planificación y debemos de ser consecuentes con lo que proponemos y su utilidad.

A día de hoy, estoy convencido que el uso del marcador con puntos no estimula a todo el mundo por igual y fomenta el uso de ciertos patrones con pocas o ningunas variables en su esquema, sobre todo en la figura del/los colocador/es.
Con esto me refiero al hecho que al introducir el estímulo del marcador, los equipos practican conductas competitivas habituales ó estables, buscan lo que «les da o puede dar más éxito», o sea, se suele jugar con mismos balones a los mismos jugadores.

Para provocar y favorecer que el equipo crezca, el entrenamiento es el momento adecuado para lograrlo y en un equipo de voleibol, junto con el asentamiento del modelo de juego tenemos, tenemos la misión de la evolución técnico/táctica/psicológica de todos los deportistas, y como no, la eliminación de cierta «predictibilidad» en el juego.

Se habla, y puedo estar de acuerdo que el marcador de puntos motiva mucho al jugador, sin duda, pero dicha motivación podemos y debemos encontrarla en otras opciones tan válidas como esta del marcador.
La evolución en la mejora de nuestro equipo, tanto en los fundamentos individuales como el rendimiento colectivo en cada uno de los complejos del juego, si así queremos llamarlo, han de provocar la misma estimulación que el uso de un marcador durante un ejercicio, al menos así lo veo yo, y tenemos que saber persuadir al equipo para que lo vea de esta manera.

Estoy convencido que sabiendo racionar correctamente el uso del marcador en nuestras sesiones de entrenamiento,  vamos a incrementar la amplitud de las variantes y el enriquecimiento del equipo, por lo que tendremos que saber cuando emplearlo y evaluar los efectos que esté produciendo en nuestro equipo.

Cómo siempre os digo, espero vuestros comentarios y aportes para entre todos establecer un debate/diálogo constructivo y que nos enriquezca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts