Blog Post

Colombia. El peso de ser una selección al alza en el voley internacional.

Colombia. El peso de ser una selección al alza en el voley internacional.

Ránking FIVB Femenino (actualizado al 5 de agosto de 2022)

Tras la disputa de los últimos torneos internacionales, especialmente la pasada FIVB Challenger Cup, el máximo organismo del voleibol mundial ha actualizado su ránking de selecciones nacionales mayores, tanto en masculino como en femenino, y podemos comprobar importantes novedades.
Cómo este articulo se centra en una de las selecciones femeninas, vamos a hablar del ranking FIVB de esta rama que está liderado por la actual campeona olímpica, USA (392), a pesar de su «batacazo» en la VNL 2022 donde cayó eliminada en la ronda de cuartos de final por Serbia (2:3), y terminar 5ª en dicho torneo.


Le sigue Brasil (372), plata en esa VNL 2022 de Ankara, buen resultado para un equipo, que a pesar de estar llamado a pelear por el oro en todos los torneos que disputa, está inmerso en un proceso de regeneración del grupo, por lo que este tercera plata consecutiva en este torneo, puede catalogarse como positivo y reafirma la apuesta de Zé Roberto con jóvenes valores como Júlia Bergmann.

La flamante campeona, Italia (367), es tercera en ese ránking, y sigue su constante escalada tras dos oros consecutivos, el del pasado Eurovolley 2021 de Serbia y Bulgaria, y esta VNL 2022, lo que le convierte, además, en clara favorita al título en el próximo Campeonato del Mundo de la FIVB a celebrar en Polonia y Países Bajos del 23 de septiembre al 15 de octubre.

Tras USA, Brasil e Italia, tenemos por orden a China (4), Serbia (5), Turquía (6), Japón (7), Rusia (8) (no puede sumar puntos al haber sido excluida por la FIVB y la CEV de todo torneo internacional debido al conflicto bélico que tiene actualmente con Ucrania), República Dominicana (9) y Alemania (10).

La propia FIVB en su web nos informa del país que mas peldaños ha subido en el ránking, la Croacia de Samantha Fabris y el técnico Ferhat Akbas, gracias a una buena CEV Golden League (4º) y especialmente por el título logrado en la FIVB Challenger Cup, donde venció sus tres partidos, en cuartos Vs Kazakhstán (3:0),  en semifinales Vs Puerto Rico (3:1), y en la gran final Vs Bélgica (3:1), obteniendo un brillante billete para disputar, por primera vez en su historia, la Volleyball Nations League en el 2023. Croacia es ahora 19º en ese ránking, y abandona en 23er lugar que ocupaba en la actualización previa  a la  del 5 de agosto de 2022, siendo la subida mas destacada en este momento. 

Pero si hay subidas también hay bajadas y en ese sentido, se destacan los descenso de puestos de Camerún (1 puesto, 23º ), que finalmente renunció a participar en la ya mencionada FIVB Challenger Cup sin hacer públicos los motivos que lo provocaron, Francia (1 puesto, 22º), campeona de la CEV Golden League y que marcha a velocidad de crucero con las vistas puesta en «sus» Juegos Olímpicos de París 2024 y Argentina (1 puesto, 21º), que sigue preparando su participación en el próximo campeonato del Mundo 2022 en Polonia y Países Bajo.

Para terminar, con este repaso al ránking, nuestra querida España, la selección de Pascual Saurín que está ubicada en el puesto 37 con 104 puntos, en un verano donde todavía tiene el plato fuerte por delante, el Pre Europeo 2023 donde se medirá a Dinamarca, Eslovaquia y Letonia, y después de dos torneos con distinto sabor.
En la CEV Golden League, nuestro combinado nacional estuvo cerca de perder la categoría al terminar tercero y último de su grupo, el A, junto a Francia, campeona final, y Bosnia y Herzegovina, y evitando el descenso a la Silver League gracias a que Eslovaquia, rival en el próximo Pre Europeo, hizo peor torneo que España y terminó última.
En los Juegos del Mediterráneo, España ofreció una mejor cara, y terminó 4ª clasificada, al perder el partido por el bronce ante Serbia por 2-3 (16-25, 25-18, 20-25, 25-16 y 15-10).

Colombia en la FIVB Challenger Cup.

Y habiendo hecho un interesante análisis de este renovado ránking de la FIVB con lo más destacado en la última actualización, vamos a hablar un poco de una selección que por méritos propios se ha ganado la posibilidad de competir con los mejores y en consecuencia, mayor responsabilidad y obligaciones.

Os hablo de la selección femenina de Colombia, junto con Croacia y Francia, tres de las selecciones que mas han crecido en estos últimos años en el voley internacional.
En el caso del equipo colombiano, esta evolución ha sido ciertamente espectacular y hoy día, no solamente se codea con las principales potencias de la Confederación Sudamericana de Voleibol, sino que logra vencer a la todopoderosa Brasil, algo que ocurrió en el pasado Campeonato Sudamericano de Voleibol celebrado en Barrancabermeja (Colombia, 19.09.2021), cuando se impuso por 3:1 (25:19/25:23/24:26/25:23 – Barrancaberjema, Colombia. 19.09.2021), colgándose la medalla de plata en dicho torneo, por detrás de Brasil, oro, y por delante de Argentina, Bronce.

Este enorme éxito vino acompañado de billete para disputar el próximo campeonato del mundo a celebrar del 23 de septiembre al 13 de octubre de este 2022 en Polonia y Países Bajos.
Curiosamente, Colombia formará parte del Grupo D junto a República Checa, Japón, China y 2 selecciones sudamericanas, Brasil y Argentina, por lo que se espera un «mini» sudamericano dentro de este grupo.

La actualidad competitiva de Colombia es aún mayor y es que recientemente ha participado en la FIVB Challenger Cup, torneo que aglutina a 8 conjuntos nacionales, 7 en esta ocasión por la «espantada» de Camerún, de las distintas confederaciones en la puja por un billete a la próxima Volleyball Nations League a celebrar en 2023.

La mencionada evolución de Colombia, con un equipo que se vió reforzado con la vuelta de la, posiblemente, mejor jugadora en la historia del voley cafetero, Madelayne Montaño, y que tuve el placer y el honor de entrevistarla para 1AXT+ EXTRA, hacían de esta selección una seria amenaza para otras selecciones con mas historia a nivel internacional reciente como la propia Bélgica, que defendía su puesto en la VNL,  Francia, que llegaba tras vencer la CEV Golden League, ó la anfitriona, Croacia, presente en las dos últimas Final Four de ese torneo europeo, y plata en la edición del 2021.

A título personal, y viendo como viene trabajando y compitiendo Colombia, el equipo de Rizola era el mas completo de los que participaban en la Challenger Cup, pero tenía dos hándicaps muy importantes; 1, el cuadro de competición que le había tocado en sorteo, y 2, un menor volumen competitivo de alto nivel con respecto a los rivales mas serios y candaditos al billete para la VNL.

Una de las ventajas en el voley europeo es la posibilidad de jugar mucho contra conjuntos nacionales a lo largo del verano, bien en torneos oficiales o partidos amistosos gracias a la cercanía entre países, además de la posibilidad que tienen todas las jugadoras de participar en competiciones nacionales de mucho nivel, por lo que el enriquecimiento competitivo y la exigencia van siempre en aumento, algo de lo que carece Colombia.

Para ello, para lograr llegar a la Challenger Cup mejor preparadas y acortar las distancias con respecto a sus rivales, la federación colombiana organizó algún torneo que permitiera al técnico ensamblar piezas y afianzar sistemas, y donde se pudieron observar detalles serios que venían a refrendar las expectativas que ha creado en el equipo de Rizola.
Por cierto, sin llegar a ser definitivo, pero creo que si fue un serio contratiempo la ausencia de Amanda Coneo, una jugadora espectacular y que era pieza básica en los esquemas del técnico brasileño en los últimos años.

Ya en el torneo, el primer rival de Colombia, en cuartos de final, fue la selección de Francia, casi nada, actual campeona de la CEV Golden League 2022, y que prepara los JJOO de París 2024 a conciencia.
El partido fue espectacular, os recomiendo volver a verlo, y pudimos presenciar a dos de las selecciones nacionales femeninas, sino las que mas evolución han experimentado recientemente, y sabiendo que tenían una oportunidad única para pelear por jugar un torneo tan atractivo como es la VNL.

El resultado final de 3:2 (25:17/25:16/22:25/11:25/16:14) a favor de Colombia nos muestra la intensidad la igualdad entre sudamericanas y europeas, haciendo buenos los vaticinios iniciales que hablaban de un partido durísimo.
En dicho partido comprobamos el estado de forma de una jugadora a marcar una época en el voley de Colombia, la receptora del AJM/FC Porto de Portugal, por cierto, entrenada el pasado año por mi amigo y paisano Carlos «Charly» Carreño, ganando la liga portuguesa en esa temporada 2021/22. 
Ana Karina tiene porte y talento para ser una jugadora de referencia, va camino de ello, y con tan solo 19 años, a punto de cumplir 20 (13.09.2022), se echó a su equipo a las espaldas y sumó 24 puntos en un partido tan trascendental como éste.

En semis, el rival era de los que asustan, Bélgica, que se presentaba en esta Challenger Cup por una norma que impedía a la Korea del Sur del técnico español César Hernández, última clasificada de la VNL 2022, jugar por la permanencia al ser uno de los fundadores de ese torneo mundial.
Pienso que en este partido se puso de manifiesto todo eso que os comenté líneas arriba, y es la falta de competición internacional de máxima exigencia, el temple en los momentos clave y saber mantener el ritmo inicial.

Bélgica cuenta con un buen equipo, sin duda alguna, pero no tan completo en todas sus líneas como Colombia, pero eso sí, tienen una jugadora sobresaliente como es Britt Herbots, y es que en muchos partidos, sino todos en los últimos años, ver al equipo europeo era ver a Herbots Vs el rival de turno.
La merecida victoria en el primer set por 25:21, parecía que daría aún mas confianza al equipo de Rizola, y aún a pesar de las acometidas que debiera de dar Bélgica, la estructura sudamericana debería de ser los suficientemente sólida como para aguantarlas y contraatacar con la contundencia que es habitual.

Pero……………., no fué así. Bélgica se encomendó a su líder y al modelo de juego que han mostrado en los últimos años, la paciencia que les regala el saber competir y el haberlo hecho tantas veces en partidos de este tipo y supo mantener una línea mucho mas regular que su rival.
Los tres siguientes sets fueron para el lado europeo por 20:25/21:25/16:25, con el consiguiente 1:3 para Bélgica y su pase a la final de la Challenger Cup, que por cierto, terminaron perdiendo contra una acertada y estable Croacia por 1:3, contando con la mejor versión de su líder, Samantha Fabris , autora de 31 puntos, 8 más que Britt Herbots en Bélgica.
Por cierto, lo que es el deporte, al término de la final, era impactante ver a una guerrera, a una jugadora tan contrastada como es la belga Herbots, llorar desconsolada por perder el partido y la posición privilegiada que tenían disputando la VNL.

En el caso colombiano, estos tres malos sets ante Belgica tuvieron su reflejo en el tercer y cuarto puesto, que aunque no tenía mayor trascendencia, siempre es un aliciente el poder terminar en el podium de un torneo internacional.
Puerto Rico supo jugar mucho mejor el partido y superó en todas las facetas del juego a una poco certera Colombia, muy errática en todo momento y con la mente puesta aún en lo ocurrido en semis contra Bélgica.
Dayana Segovia (Rote Raben Vilsviburg, Alemania) y Ana Karina Olaya (AJM/FC Porto, Portugal), fueron las dos jugadoras mas destacadas de Colombia en el partido, autoras de 20 puntos cada una de ellas y que maquilló un poco la actuación de su equipo en un último partido que terminó por dejar un balance de 1 victoria y 2 derrotas para Colombia.

Si hace 5 años alguien hablara de esto, todo el mundo lo firmaría a ojos cerrados, y es que estar compitiendo con tanta asiduidad ya en torneos tan importantes como en los que ya lo hace Colombia es un éxito enorme, pero el buen trabajo, el gran progreso del equipo y sobre todo esto, el enorme acierto de la directiva de la Federación Colombiana de Voleibol por saber cuidar todos los detalles que engloban un proceso de enseñanza y aprendizaje por el que atraviesa toda la estructura del voley femenino en ese país, tienen esto, mas presión, mas responsabilidad, mas entrega, y unas expectativas a cumplir en un deporte tan competitivo y duro como es el voley.

Este artículo es absolutamente positivo para Colombia, y lo que trato de transferiros es la visión sobre un voley que cada día me gusta más, el femenino de Colombia, no solo por lo que veo en la cancha, sino lo bien planificado que se ve el trabajo por parte de directivos, técnicos y jugadoras, el compromiso por parte de todos, la tranquilidad con la que se ha aceptado que esto es una carrera de fondo, de resistencia y no de velocidad.

Ojalá, otras federaciones nacionales entiendan esto mismo que Colombia ha sabido asumir, y empiecen a dar cordura a sus planificaciones y dotar de todo el apoyo y recursos posibles para que sus equipos nacionales sean reconocibles por el estilo de trabajo, modelo de juego y competitividad. 
Es obvio que garantizar «títulos» no es parte de este trabajo, sabiendo, como os dije antes, de la gran competitividad y «voracidad» que existe en el deporte profesional, pero lo que sí se puede garantizar es el compromiso, el estudio y la dedicación en pro del voley, del país y de los deportistas. 

1 Aporte Más Sobre Voleibol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts